¿A partir de qué edad se pueden hacer pruebas en el alergólogo?

¿A partir de qué edad se pueden hacer pruebas en el alergólogo?

Muchos me habéis preguntado a partir de qué edad se pueden realizar las pruebas alergológicas a los niños. Así que me ha parecido interesante hacer un post al respecto.

 

¿A partir de qué edad?

 La verdad es que no hay límite de edad si la prueba a realizar está indicada. Dependerá del tipo de alergia que se vaya a estudiar. Es decir, si el niño tiene 2 meses de vida y lo que se sospecha es una reacción alérgica tras la ingesta de leche, es habitual realizar las pruebas cutáneas frente a leche en este caso.

 

En cambio para estudiar una alergia a inhalantes como son los pólenes, ácaros u hongos, se tiende a esperar a los 2-3 años de edad ya que la sensibilización alérgica a estos aeroalérgenos suele ocurrir más tarde, siendo infrecuente en el primer año vida.

Así que se pueden hacer pruebas alérgicas a un lactante (menor de 1 año de edad) o a un niño en edad escolar (mayores de 6 años) o preescolar (3-5 años). Pero siempre habrá que valorar el tipo de reacción, la edad del paciente e individualizar cada caso y por eso es importante que sea el alergólogo quien valore cada caso.

¿Cómo se explica que a una edad se testan unas cosas y a otra edad otras ?

Esto se explicaría por la marcha alérgica.

 

¿Qué es la marcha alérgica?  

La marcha alérgica se caracteriza por la progresión de las manifestaciones clínicas, comenzando con dermatitis atópica y alergia a alimentos en la infancia temprana y posteriormente la aparición de asma y rinitis alérgica en la edad escolar y en la adolescencia. Por eso a cada edad se realizarán unos pricks u otros, siempre individualizando y por supuesto siempre con la valoración de un alergólogo.

 

¿Qué pruebas se hacen en la consulta de un alergólogo?

Una de las  pruebas alergológicas que se usan de forma rutinaria son las denominadas pruebas cutáneas o prick test. 

 

¿En qué consisten? 

Consiste en poner una gota del extracto del alérgeno en la cara anterior del antebrazo y a continuación realizar una pequeña punción con una lanceta en la piel. No es una prueba dolorosa. A los pocos minutos el paciente comienza a notar picor en la zona y se forma uno habón en la zona de punción y se procede a la lectura de las mismas.

 

El prick test se puede realizar con extractos de alérgenos alimentarios, con fármacos y también con extractos de neumoalérgenos (pólenes, hongos, animales, látex).

Después de valorar el resultado del prick test, el alergólogo podrá completar el estudio con una determinación de IgE específica (anticuerpo implicado en las reacciones alérgicas inmediatas) mediante una análisis sanguíneo que también se puede realizar en niños y en bebés si fuera necesario.

 

Ante cualquier sospecha de reacción alérgica, podéis comentarlo con vuestro médico de familia o pediatra y ellos valorarán la derivación a un alergólogo para realizar el estudio alergológico.

 



1 thought on “¿A partir de qué edad se pueden hacer pruebas en el alergólogo?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *