Torsión testicular

Torsión testicular

¿Qué es una torsión testicular?

Consiste en la torsión del cordón espermático sobre sí mismo, es decir, se torsión sobre sí misma de la estructura que va desde el abdomen hasta el testículo en el que van los nervios, los vasos sanguíneos y el conducto deferente  (conducto por donde salen los espermatozoides del testículo).

¿Cuándo suele ocurrir?

Hay dos picos de incidencia:  uno es en el periodo neonatal (menores de un mes)  y otro más frecuente que ocurre durante la pubertad entre los 12 -18 años.

¿Qué síntomas produce?

El principal síntoma es el dolor intenso de aparición brusca de un testículo, de pocas horas de evolución.  El dolor puede irradiarse a la región de la ingle o a la parte inferior del abdomen y puede acompañarse náuseas, vómitos y afectación del estado general.

¿Qué debemos hacer ante una sospecha de torsión testicular?

Pues si nos pasa que uno de nuestros hijos tiene un dolor intenso en un testículo, lo más recomendable es acudir a vuestro pediatra de confianza para valoración cuanto antes y si le parece una posible torsión os remitirá a urgencias hospitalarias para valoración.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se hace mediante la historia clínica y la exploración física del paciente. La ecografía doppler es la prueba de imagen que confirma el diagnóstico, pero no siempre es necesario realizarla. Se utiliza en pacientes con una clínica o exploración dudosa y en ningún caso su realización debe retrasar la cirugía. La ecografía demostrará que el flujo testicular está disminuido con respecto al otro testículo, el sano.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de una torsión testicular es la cirugía de urgencia para realizar la detorsión manual del testículo y fijarlo en el escroto. Las mayores tasas de éxito de recuperación del testículo se consiguen cuando la detorsión se realiza en las primeras 4-8 h de evolución.

 

Después de leer este post, os tiene que quedar claro que una torsión testicular es una urgencia quirúrgica que requiere un tratamiento precoz para preservar la viabilidad del testículo. Los dos factores determinantes del daño testicular son: el grado de torsión y el tiempo de evolución. 

 

Buen fin de semana a todos y cuidaros.

 

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *