Tu hijo se despierta de madrugada y no podéis dormir …¿Lombrices?

Tu hijo se despierta de madrugada y no podéis dormir …¿Lombrices?

Estas noches de aislamiento social están siendo diferentes para todos por la inactividad, la ansiedad y la poca exposición solar y esto nos afecta al conciliar el sueño. ¿A quién no le ha ocurrido que estando todos dormidos en la cama de repente uno de los niños comienza a quejarse de picor en el culete y no para de llorar? Que no cunda el pánico. Bueno pues si nos ocurre esto, lo primero es tranquilidad, hay que transmitir calma.

¿Qué hacemos?

Lo siguente es abrir el ano del niño y mirar con una linterna y  estar un rato hasta que puedas confirmar que efectivamente es un gusano blanco que se mueve, los pediatras los llamamos oxiuros (enterobius vermicularis). Las hembras de este gusano se desplazan hasta la zona perianal por la noche para depositar sus huevos y por ello, cuando lo hacen, pica mucho la zona perianal, y se debe al contínuo baile al moverse. En ocasiones puede haber invasión genital produciendo vulvovaginitis, por lo que las niñas podrían presentar picor vaginal nocturno. 

¿Hay tratamiento?

Sí, hay tratamiento. El tratamiento indicado para estos gusanitos es el mebendazol  que es un antiparasitario y su pauta es una dosis única de 100mg. Repetiremos en 15 días la misma dosis (no usar en menores de 2 años ni en embarazadas). Soluciona el problema en la mayoría de los casos. Hacer hincapié en el lavado de manos porque es frecuente el contagio fecal-oral.

Tratar también a convivientes con el paciente aunque no presenten síntomas, pero sólo con la dosis primera. No repetir a los 15 días salvo en el que se hayan evidenciado lombrices.

Pues nada, dosis de mebendazol y tema resuelto, pero no olvidemos la dosis que hay que repetir en 15 días. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.