No siempre urticaria es sinónimo de alergia

No siempre urticaria es sinónimo de alergia

¿Qué es una urticaria?

Es una enfermedad benigna autolimitada extremadamente común, que afecta a un 20% de la población en algún momento de su vida y que aparece de forma súbita.

¿En qué consiste?

La lesión cutánea característica de la urticaria es el habón comúnmente llamada roncha. Su duración es  menor de 24 horas en la misma localización y no dejan lesión residual, es decir, no debe de quedar una cicatriz o mancha donde estuvo la roncha.  Muy característico y molesto de estas lesiones es el picor que producen.

¿Todo lo que pica es alergia?

Pues no, esto no es así, pero es verdad que en general existe una tendencia a asociar picor con alergia.

En el caso de los niños lo más frecuente es que las urticarias agudas se deban a cuadros infecciosos sobre todo causados por virus o por bacterias, sí, sí, estáis leyendo bien.  La edad más frecuente de urticaria infecciosa es desde el año de edad hasta los 6 años de edad.

La segunda causa en frecuencia de urticaria aguda en niños son las alergias alimentarias IgE mediadas, es decir, alergia a leche de vaca, huevo, frutos secos, pescados, mariscos o frutas.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico es principalmente clínico, es decir, el médico a través de la entrevista y elaborando una historia clínica detallada podrá investigar los posibles desencadenantes, ya sean infecciones, alimentos o fármacos entre otros.

¿Hay que hacer algún tipo de prueba?

Dependerá de la historia clínica, pero en general no se recomienda realizar exploraciones complementarias de forma sistemática, salvo que el médico sospeche de una causa alérgica en cuyo caso derivará al paciente a la consulta de Alergia para estudio.

¿Qué debemos saber de las urticarias?

La mayoría de las ocasiones son cuadros banales y autolimitados. Pero me gustaría destacar algo muy importante tanto para los pacientes y como para los profesionales, ya que hay que tener cuidado con algunas urticarias. ¿Por qué? Porque hasta el 80% de las anafilaxias comienzan con habones.  Y es fundamental que sepamos reconocer una anafilaxia para iniciar un tratamiento precoz con adrenalina.

¿Qué es una anafilaxia?

Una anafilaxia es una reacción alérgica grave de instauración rápida y potencialmente mortal. Se caracteriza por inicio súbito y rápido y frecuentemente comienza con una urticaria.  Por ejemplo, un niño alérgico a un alimento que comience súbitamente con un cuadro de urticaria y que se empiece a encontrar mal… ojo, porque podremos estar ante una anafilaxia.

¿Cómo reconocer una anafilaxia?

Una anafilaxia se caracteriza por afectación de al menos dos órganos de nuestro cuerpo a la vez. Por ejemplo, la piel en forma de urticaria y el aparato respiratorio con tos y/o dificultad respiratoria, aunque también pueden verse afectados otros órganos como el gastrointestinal y el cardiovascular.

Es por tanto, importantísimo el reconocimiento precoz de una anafilaxia para instaurar tratamiento rápido con la adrenalina tratamiento que le salva la vida al paciente. Debemos de aprender todos a usar esta medicación fácil de usar ya que disponemos de autoinyectores de adrenalina seguros y rápidos de administrar.

Así que si tenéis o habéis tenido una urticaria vosotros o algún familiar o hijo, no dudéis en consultar a vuestro médico o pediatra. Espero que os haya servido de ayuda el post de hoy.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *